Tomás Gómez insiste en blindar la Constitución para dar tranquilidad a los pensionistas, un gesto que demostraría la autonomía de la política

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, insistió en blindar la Constitución para garantizar el sistema público de pensiones y que nuestros mayores puedan tener tranquilidad y seguridad, pase lo que pase, haya o no intervención económica. Los mercados son insaciables y “vienen a por más” con consecuencias dramáticas y “para demostrar la autonomía de la política, el PSOE debería exigir que se cambie la Constitución esta vez no porque lo digan los mercados, sino para blindar las pensiones”.

Gómez hizo estas manifestaciones anoche en Guadalix de la Sierra, donde asistió junto a varios miembros de la Comisión Ejecutiva Regional y representantes de la Zona Norte de la Comunidad de Madrid a la V Edición del premio “Constantino Herranz Márquez a los Valores Democráticos y la Defensa de las Libertades”, que la Agrupación del PSOE ha entregado este año a Carmen Chacón, un galardón que también han recogido Alfonso Guerra, José Bono, Santiago Carrillo y Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Puesto que había un equipo de la televisión pública madrileña, el dirigente socialista quiso empezar su intervención expresando la solidaridad con los 925 trabajadores de una plantilla de 1.200 que quieren despedir de Telemadrid, una televisión que “en 9 años y por la irresponsabilidad de Aguirre está a punto de desaparecer”.

Además, Tomás Gómez pidió a los militantes que suban la moral, que es el momento de pelear, que la militancia es más necesaria que nunca y recordó que las ideas del socialismo democrático de defensa de la libertad y la igualdad son principios muy potentes que no deben olvidarse. Para el dirigente socialista, hay que combatir la idea de quienes creen que la política no vale para nada y hacerles ver que sin democracia no hay futuro y también la idea de quienes consideran que si el PSOE gobernara haría lo mismo que el PP, algo que no es verdad porque estos partidos tuvieron distinta fundación y defienden planteamientos distintos.

Tomás Gómez, en este sentido, rechazó la intención del PP de romper el consenso social y acabar con el Estado de Bienestar, privatizando la Sanidad pública, impidiendo que todos puedan estudiar con más tasas y menos becas, quitando políticas sociales… Además, afirmó que el PSOE es el partido de la izquierda, que defiende con nitidez los principios del socialismo democrático y aseguró que hay que comprometer que los socialistas revertirán la situación cuando gobiernen.

El secretario general expuso alguna de las propuestas alternativas a las políticas de derecha como una reforma fiscal que haga que paguen más impuestos los ricos y no los trabajadores como ocurre ahora, y una reforma financiera, que impulse una banca pública que de prioridad a los ciudadanos y no a los bancos. Tomás Gómez aseveró que los socialistas pueden ofrecer una esperanza y un proyecto diferente, de justicia social, de solidaridad, dignidad y libertad, “es nuestra responsabilidad, tenemos que por qué estamos y por quién estamos y, por eso, somos del PSOE, de izquierdas y a mucha honra”.

El secretario general de Guadalix, Víctor Manuel Rodríguez, criticó en la misma línea los recortes que está haciendo el PP que son ideológicos, dijo, y no como consecuencia de la crisis. Y frente a la desafección política pidió valentía y dar la cara, algo, señaló, que está haciendo Tomás Gómez.

Por su parte, la premiada Carmen Chacón desarrolló los tres desafíos a los que hacer frente: económico y social, institucional y democrático y territorial. La dirigente socialista considera que no se puede impulsar una política progresista sin política económica progresista y abogó por recuperar la igualdad como elemento central del modelo.

Nuestro compañero Sami Awad en la cena.