Tomás Gómez anuncia que la próxima semana los senadores del PSOE llevarán el euro por receta al Constitucional y pide que el heredero de Aguirre pague de su bolsillo costes y daños de esta medida inconstitucional

Exige a Rajoy que haga con el “recetazo” en Madrid lo mismo que ha dicho y hecho en Cataluña y advierte que no parará hasta que el PP retire los planes de privatización

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, anunció hoy que los senadores socialistas del Reino de España presentarán la próxima semana el recurso ante el Tribunal Constitucional del euro por receta, aplicado en Madrid por el PP con la entrada el nuevo año, y afirmó que Ignacio González, el heredero de Esperanza Aguirre, deberá pagar de su bolsillo los gastos que conlleva su puesta en marcha y los daños provocados a los madrileños por el “recetazo”, una medida inconstitucional.

Tomás Gómez hizo este anuncio en Collado Villalba, donde hoy visitó el futuro hospital de la comarca, cuya apertura lleva meses de retraso a pesar de los compromisos electorales del PP y que, a pesar de estar cerrado, supone desde ayer el pago mensual de un millón de euros de las arcas públicas a la empresa privada Capio, por la mala gestión y la pésima planificación sanitaria del Gobierno del PP en Madrid.

Gómez comenzó sus declaraciones a los periodistas deseando que 2013 sea un buen año para los españoles y para madrileños, pero para que esto sea así, desde todos los ámbitos y desde todos los gobiernos, deben hacer bien las cosas y, por los presupuestos aprobados por el PP, teme que el año venga con “más recortes y menos para los madrileños”.

El dirigente socialista, que volvió a exigir al Gobierno del PP que retire los planes de privatización y aseguró que no parará hasta conseguirlo, exigió al Gobierno de España que recurra ante el Constitucional la tasa del euro por receta en Madrid como ha dicho y como ha hecho en Cataluña alegando que la misma medida aplicada por la derecha catalana de CIU es inconstitucional (el pasado 14 de diciembre recurrió esta medida).

Por un hospital cerrado, los madrileños tienen que pagar un millón de euros al mes

En Collado Villalba se sigue construyendo, con retraso, uno de los hospitales en manos privadas en la Comunidad de Madrid, que responde al modelo de hacer negocio con la enfermedad de todos. Tomás Gómez lo puso como ejemplo que desmonta las mentiras del PP, y dijo que no es verdad que la sanidad privada funcione mejor, de hecho lleva las obras llevan meses de retraso y no hay fecha de apertura; añadió que la sanidad privada es más cara pues introduce intermediarios en el sistema (este hospital tuvo un coste de obra de 110 millones y en los 30 años de concesión, los madrileños pagarán unos 1.800 millones de euros a la empresa privada concesionaria) y añadió que este hospital cerrado cuesta desde ayer un millón de euros al mes.

Nadie entiende, señaló Gómez, que cierren el prestigioso Instituto Cardiológico público diciendo que el Gobierno de Madrid no dispone de 700.000 euros y sí haya para dar un millón al mes a una empresa privada por un hospital cerrado, algo que supone “una tomadura de pelo” para todos los madrileños.

La concesionaria, Capio, tiene seguros privados en Madrid de más de un millón de personas y, a juicio de los socialistas, si esta empresa, cuyo propietario es un fondo de inversión americano, quebrara, aumentaría el riesgo de que el sistema público no pueda atender a más de un millón de madrileños. Una irresponsabilidad, considera Gómez, cuando un Gobierno lo que debe es alejar el riesgo, no aumentarlo.

El PP privatiza para que unos pocos hagan “negocio” con la salud de todos

Tomás Gómez criticó al PP por desmantelar la sanidad pública en Madrid, privatizando el sistema del que nos sentimos orgullosos, y lo achacó a una razón, que unos pocos hagan negocio con la salud de todos y añadió que el Gobierno del PP es el instrumento para que se desmantele el sistema público consensuado en la Constitución del 78 y que todos los españoles defendemos desde la Ley de 1986, impulsada por el mejor ministro de Sanidad, el socialista Ernest Lluch.

El secretario general del PSOE de Collado Villalba, Juan José Morales, y representantes socialistas de los municipios de Alpedrete, Becerril de la Sierra, Cercedilla, Collado Mediano, Los Molinos, Moralzarzal y Navacerrada, así como de los sindicatos y varios diputados autonómicos acompañaron a Tomás Gómez en su visita al futuro hospital que se está construyendio en una parcela cedida por el ayuntamiento de 55.000m2, y prestará asistencia sanitaria a una población de referencia de 110.000 habitantes

Morales puso esta obra como ejemplo de la herencia que están pagando los ciudadanos de la comarca por la mala gestión el PP, mientras que el diputado José Manuel Freire expresó su enfado por la situación de este hospital, una muestra de la falta de planificación del Gobierno de Ignacio González, al que pidió que varíe la política fiscal para que paguen más los que más tienen, en lugar de ahogar los servicios públicos en Madrid, como está haciendo ahora.