Pedimos la dimisión de Óscar Manuel López Canencia

oscarmanuellopezcanencia--644x362Fuente: ABC

Lo que se está viviendo en el Ayuntamiento de El Molar es una guerra civil en toda regla entre compañeros del mismo partido, del PP. Uno de ellos, el portavoz del grupo municipal, teniente de alcalde y responsable de Comercio e Industria, Coordinación Municipal y Personal, Óscar Manuel López Canencia, acaba de ser condenado por una falta de amenazas. Se cebó, según la sentencia, a la que ha tenido acceso ABC, con un compañero de filas, el edil sin cartera Jorge Pascual González.

Las rencillas entre ambos vienen de lejos. Tanto, que Pascual se quedó sin sus atribuciones de Gobierno y fue relagado a concejal raso. El suceso en cuestión ocurrió la mañana del 17 de diciembre de 2013, en el interior del Ayuntamiento de El Molar. Según el fallo, López Canencia gritó a Pascual: «No te voy a dejar en paz nunca, no te voy a olvidar. Te voy a partir la cara, te voy a partir la cabeza; si no es hoy, será otro día, pero te voy a romper la cabeza, hijo de puta, a ti o a alguien».

Amenazas grabadas

La retahíla de amenazas continuó durante un buen rato: «Yo te estoy buscando, ahora sí que te voy a buscar, y te voy a encontrar. No te voy a dejar en paz nunca. Esto va más allá. No te has enterado todavía de qué va el juego».

La cuestión, además, es que la víctima registró todos estos improperios con una grabadora. En ella se escucha cómo siguen las amenazas: «Haces bien en sentirte inseguro, siéntete pero que muy inseguro. Te va a dar igual tenerme miedo, ya nos encontraremos. No te voy a dejar de seguir, cobarde. Algún día te pasará algo, quizá no dentro de mucho. Ya verás lo que te va a pasar; bueno, a lo mejor no lo ves. Cuando esté cerca de ti lo vas a notar, pero bien.

Estas son las afirmaciones, según el juez de paz de El Molar, de carácter amenazante. Pero también las hubo injuriantes. Son las siguientes: «Eres un hijo de puta, hijo de la grandísima puta. Hijo de puta, te encontraré algún día, subnormal. No tienes cojones, cornudo. Tontito, eres tontito, cobarde».

La cuestión es que Pascual denunció a López Canencia, pero es que éste también hizo lo propio contra su enemigo. Llegó el día del juicio, y López Canencia llevó como testigo a otra edil, Soraya Nieto Estabarán. Es la segunda teniente de alcalde y responsable municipal de Deportes, Seguridad Ciudadana, Turismo y Festejos. Pues bien, en su declaración dijo primero que no había escuchado los insultos, pero posteriormente dijo que sí los oyó. Finalmente, Óscar Manuel ha sido condenado a dos faltas, por amenazas e injurias. Pero, además, se le ha librado testimonio a él por un presunto delito de presentación de testigo falso y por presunta denuncia falsa, y a ella por un presunto delito de falso testimonio.

«Escarabajo pelotero»

Sólo hay que echar un vistazo al blog del PPde El Molar para ver cuán enconadas están las posiciones en el seno del mismo partido. Oscar Manuel López Canencia, hace tres meses, escribió un artículo incendiario, titulado «La verdad os hará libres», en el que lanzaba acusaciones graves contra Jorge Pascual, ilustrándolo con un mono portando una pistola y otra imagen del complejo turístico de Oropesa del Mar (Castellón) Marina d’Or.

«Todo comenzó en el inicio de la presente legislatura —escribió el ahora condenado—. Nuestro protagonista, Jorge Pascual, concejal de Deportes y Hacienda, veía con impotencia cómo el actual equipo de Gobierno le relegaba de las competencias en Deporte. Los motivos reales era un persistente, aunque débil por aquel entonces, hedor a podredumbre en todo lo referente a la empresa que gestionaba el polideportivo. Lo mejor era abrir la ventana y que entrase aire limpio, por lo que se decidió empezar por encargar la Concejalía a una persona distinta de Jorge, que la había ostentado hasta esa fecha».

«Produce rechazo —añade— por seguir viviendo como un escarabajo pelotero dentro del montón de estiércol en que el contrato con Tepla Sporta [la concesionaria del polideportivo municipal] se había convertido».