Nuestra opinión

Respecto al manifiesto del Sr. Alcalde, aparecido en la última Revista Molar 42, queremos expresarle nuestra disconformidad  con la expresión de Usted,   al afirmar, para explicar la crisis, que  “en España hemos ido de “Quijotes” durante muchos años y en muchos temas como en la Sanidad, y ahora nos toca pagar las consecuencias”, pues ello debe ir documentado y no ser una mera frase especulativa.  Y alude para ello al despilfarro de medicinas, la sanidad gratuita para todo el mundo, cuando Usted, un responsable político de tal envergadura, la máxima autoridad de la villa,  debiera saber, más que nadie,  que la sanidad es un derecho universal, que cualquier ciudadano de cualquier parte del mundo tiene derecho a la salud como un bien intangible…; pero aún es más  grave es que diga “que venían de países pobres y ricos a  operarse y tratarse porque todo era gratis…” ¿

Estas manifestaciones de una persona que ocupa un alto cargo político no hacen más que alimentar ideas peregrinas de ciudadanos poco informados, y que en nada contribuye a la convivencia pacífica de una sociedad que debe ser abierta, plural y solidaria.

Lluis Bohigas, director general de Planificación, asegura que no le preocupan tanto los 40 millones de visitantes que vienen al año como los 8 ó 10 millones (aún no están cuantificados) que tienen más de 65 años y que “son consumidores sociosanitarios”.

Bohigas explica que una parte de estos turistas mayores tiene una casa o un apartamento en la costa, con lo cual, en lugar de pasar 15 días como un turista normal, su estancia se prolonga hasta seis meses. De esta forma, para el director general de Planificación, una persona mayor de 65 años que pase la mitad del año en España es un consumidor de servicios sanitarios por definición, y “para esta gente no está pensado el sistema de atención a extranjeros”.

El quijotismo, es un tópico muy enraizado de antiguo en nuestro entorno, propio de nuestra idiosincrasia de otros tiempos, un tópico “casposo”, vetusto, rancio… que no corresponde a la realidad… El quijotismo bien entendido es ser solidario, magnánimos, justos…, no caritativos: La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo. (Eduardo Galeano), es, en definitiva, así lo considera Cervantes, “desfacer entuertos” (Agravio que se hace a alguien)…, en suma,  restablecer la justicia…

Es el peaje, además,   que tenemos que pagar por el turismo que es una gran fuente de ingresos para nuestro País, añadimos nosotros. De eso, al quijotismo que Usted dice,  va un abismo…, pues en igual condiciones nos pasa con los turistas españoles que van a otros países extranjero, en justas reciprocidad…,

Exigimos, por consiguiente, que rectifique esta expresión que contribuirá, sin duda, a que los ciudadanos tengan una percepción real del valor de nuestras Instituciones, en este caso la Sanitaria.