No a la reforma de la administración local

En menos de 3 meses -que es la vigencia que tiene la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local impuesta por el Gobierno de Rajoy-, se está cumpliendo todo lo que vaticinamos que iba a provocar: privatizaciones, desmantelamiento y deterioro de los servicios que prestan los ayuntamientos, y una pérdida importante del empleo público local. Y todo ello con consecuencias dramáticas para los ciudadanos que están viendo desaparecer determinados servicios, mientras que otros son más caros o se prestan con menor calidad.

El PSOE ya advirtió de que no se iba a quedar de brazos cruzados ante una decisión en la que el PP hizo valer su mayoría absoluta, e
incluso ignoró el rechazo de sus propios alcaldes. El PSOE anunció que: Derogaríamos la ley cuando cambiara la mayoría parlamentaria.
Y que, mientras, trabajaríamos para pararla en el Tribunal Constitucional, por las tres vías que permite la Ley.

1.Los socialistas presentamos el 28 DE MARZO un recurso denunciando el ataque a la garantía constitucional de la autonomía local, junto a la mayoría de fuerzas parlamentarias.
2. Se han presentado recursos suscritos por gobiernos de comunidades autónomas y por cámaras territoriales.
Es el caso de los gobiernos y parlamentos de Andalucía, Asturias, Canarias y Cataluña, y los parlamentos de Extremadura y Navarra.
Por su parte Galicia, gobernada por el PP, aprobó una ley para que la reforma local (“una barbaridad”, según Feijóo) no se aplicara allí.
3. Y hemos impulsando que, por primera vez en la historia democrática de España, más de 2.300 ayuntamientos, en representación de más de 16 millones de ciudadanos, presenten un recurso inédito para protegerse de la agresión que supone esta Ley y defender la autonomía local.

Desde el principio, el PSOE se ha opuesto frontalmente a esta reforma porque:
Ataca y daña a la raíz misma del gobierno municipal. Recorta competencias a los ayuntamientos
Y abre el camino a la desaparición de los servicios sociales y la privatización de los servicios básicos que prestan los Ayuntamientos.
También se han opuesto el resto de los grupos de la oposición y alcaldes de toda España, incluidos muchos del PP.

Y TODO PORQUE, EN VIRTUD DE ESTA LEY:

Los municipios dejan de ser una Administración Territorial con un elenco competencial propio y característico y pasan a ser entidades subordinadas que deben ejecutar materialmente las competencias que les deleguen las Comunidades autónomas.
Se va a producir un traspaso universal de las competencias de los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes a las Diputaciones Provinciales, con el claro objetivo de usarlas como canal para traspasar los servicios locales a manos privadas, de forma que se ajusten tasas y precios públicos para asegurar el lucro de las empresas y las subidas tributarias a las familias.

La Ley además vulnera el principio democrático en el ámbito local,  al establecer que, cuando el Pleno de la Corporación Local no
alcance en una primera votación la mayoría necesaria para la adopción de acuerdos como la aprobación de los presupuestos, planes económico-financieros, planes de saneamiento o entrada en mecanismos extraordinarios de financiación, la Junta de Gobierno Local tendrá competencia para aprobarlos. Se quiere hurtar así a la oposición el conocimiento, el control y la votación sobre temas
de vital importancia para los Ayuntamiento. Esta es una medida radicalmente inconstitucional. El texto es, además, un ataque a la Carta Europea de Autonomía Local.

Y TAMPOCO ES CIERTO QUE SE VAYA A PRODUCIR UN AHORRO.Un informe del Tribunal de Cuentas ya dijo que los servicios prestados por manos privadas son más caros en los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes que los prestados por el sector público y se ejecutan con menos calidad.