Manifiesto PSOE por el Día Internacional del Orgullo LGTB 2014

El 28 de junio se conmemoran en todo el mundo las revueltas de Stonewall en el Greenwich Village de Nueva York en 1969, acontecimiento del que se conmemora este año el 45 aniversario, y que supuso el nacimiento del movimiento de liberación gay, lésbico, transexual y bisexual (lgtb), y que se celebra en todo el mundo como el Día del Orgullo LGTB. Una conmemoración nacida de la rebelión ciudadana contra la injusticia y la discriminación, y que dio origen a un movimiento por los derechos civiles y los derechos sexuales en todo el mundo.

 

Este año 2014 ha sido dedicado por las organizaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales españolas, encabezadas por FELGTB, al “Reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas LGTB en el mundo”, dado que la orientación sexual y la identidad de género siguen siendo objeto de persecución legal en muchos países como ponen de manifiesto los informes de ILGA y de Amnistía Internacional, que señalan que la homosexualidad está perseguida en 76 países, y castigada con pena de muerte en Arabia Saudí, Irán, Yemen, Mauritania, Sudán, Afganistán y algunos estados de Somalia y Nigeria, recientemente Brunei se ha sumado a esta ignominiosa lista.

 

En Europa, Rusia viola constantemente los derechos humanos de las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (lgtb) persiguiendo incluso su derecho de manifestación y de libertad de expresión. En África proliferan las legislaciones contra las personas homosexuales y los defensores de los derechos humanos de las personas LGTB  en numerosos países, con especial virulencia en Nigeria, Uganda y Camerún. Estas legislaciones vienen impulsadas por la ignorancia, el prejuicio y el integrismo religioso que cada vez cobra un mayor protagonismo en estos países. El Grupo parlamentario socialista ha presentado sendas iniciativas parlamentarias en el Congreso para condenar la persecución y violación de los derechos humanos de las personas  LGTB en Rusia y en África.

 

En este día conviene recordar que el Gobierno español, bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, fue uno de los gobiernos copatrocinadores de la Resolución 17/19 aprobada el 17 de junio de 2011 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la que instaba a su Alta Representante a abordar cómo la legislación internacional puede aplicarse para terminar con la violencia y las violaciones de los derechos humanos basadas en la orientación sexual y la identidad de género. Esta primera e histórica Resolución también pedía a los países miembros que actúen para poner fin a los actos discriminatorios o violencia por motivos de orientación sexual e identidad de género.

 

Poner fin a la violencia y la discriminación contra las personas debido a su orientación sexual e identidad de género es un gran reto en materia de derechos  humanos para Naciones Unidas. Por ello, consideramos inaceptable que la Asamblea General de este organismo vaya a estar presidida a partir de septiembre, a propuesta de los países africanos, por el ministro de Exteriores de Uganda, Sam Kutesa, uno de los impulsores de la ley “matagays” ugandesa que condena a cadena perpetua a las personas homosexuales y persigue sistemáticamente a los defensores de los derechos humanos de las personas LGTB. En nuestro país, a través de una acción promovida por el periodista Jon Sistiaga tras grabar el documental “La caza al homosexual” en 2013, más de 235.000 ciudadanos y ciudadanas, solicitaron al Gobierno Español que interviniera ante la Unión Europea y las autoridades ugandesas para paralizar esta legislación. El gobierno del PP no atendió este clamor ciudadano, y ha mantenido durante estos años un silencio cómplice ante esta y otras violaciones de los derechos humanos de las personas LGTB.

 

En nuestro país, los recortes llevados a cabo en estos años por el gobierno del PP en el ámbito de los derechos laborales y sociales, afectan también de forma significativa a los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, al sumarse estas situaciones de precariedad a las discriminaciones que aún se producen en el ámbito del empleo y en el acceso a bienes y servicios en este colectivo, especialmente en los sectores más vulnerables como las personas transexuales, los jóvenes y adolescentes, las personas mayores lgtb o aquellas que viven con el VIH. La eliminación de la asignatura de educación para la ciudadanía y la desaparición en su regresiva reforma educativa de cualquier mención a promover el respeto a la diversidad sexual y familiar retrata nuevamente la actitud del Partido Popular en el ámbito de los derechos y las libertades públicas. Además, la anunciada modificación de la ley de salud sexual y salud reproductiva para eliminar el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, o la exclusión de las mujeres lesbianas o solas del acceso de las técnicas de reproducción asistida ponen de manifiesto una clara apuesta ultraconservadora para eliminar los derechos sexuales y los derechos civiles alcanzados en los últimos años.

 

En este día las mujeres y hombres socialistas alzamos nuestra voz para exigir y garantizar políticas de igualdad y no discriminación por quienes no pueden hacerlo sin poner en peligro su vida, sin verse sometidos a persecución, tortura o encarcelamiento por su orientación sexual e identidad de género. Por ello, un año más, manifestamos nuestro apoyo y colaboración a las organizaciones de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, y felicitamos en este día del Orgullo, a todas las mujeres y hombres activistas que con su trabajo, valentía y convicción siguen trabajando en todo el mundo por una sociedad libre de toda discriminación y persecución basada en la orientación sexual o la identidad de género.

 

Finalmente, queremos convocar a la militancia socialista y a toda la ciudadanía a que participe activamente en las manifestaciones y actos convocados por las organizaciones lgtb en toda España, y especialmente a la manifestación estatal del Orgullo que tendrá lugar el próximo sábado 5 de julio en Madrid, bajo el lema “Nos manifestamos por quienes no pueden”.

 

28 de junio de 2014, día internacional del Orgullo LGTB.