MANIFIESTO DEL PSM POR EL DÍA DE ACCIÓN POR LA SALUD DE LAS MUJERES.

Con  motivo del Día 28 de Mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, el PSM manifiesta su más firme defensa del derecho a la salud de las mujeres, con independencia de su edad, origen, situación familiar y social, discapacidad, condición sexual, a una vida saludable incluyendo tanto su bienestar físico,  emocional y social como a una vida sin violencia.

 

Desde el PSM nos sumamos  a las peticiones de las diferentes organizaciones y entidades nacionales como internacionales que reclaman políticas en materia de salud  con perspectiva de género, así como la puesta en marcha y el desarrollo de medidas específicas que garanticen los derechos de las mujeres teniendo en cuenta la diversidad y las necesidades específicas de los diferentes colectivos de mujeres.

 

Es preciso seguir avanzando en el conocimiento de la salud de las mujeres con una visión de género, desarrollando estudios e investigaciones de género  que incluyan y tengan  en cuenta a las mujeres y  los aspectos específicos que afectan a su  salud. Es necesario mejorar el análisis y conocimiento de las distintas realidades de la salud de hombres y mujeres que favorezca la visibilización de las situaciones específicas de las mujeres  y en consecuencia establecer una atención diferenciada, adecuada y no discriminatoria.

 

Mejorar el conocimiento y la información es básico para llevar a cabo una eficaz prevención, y eliminación de las desigualdades  que aún siguen existiendo en el tratamiento y atención a la salud de las mujeres, así como promover  una educación para la salud adecuada a la realidad y a las distintas  necesidades de los diferentes colectivos de  mujeres, con la eliminación de cualquier sesgo sexista.

 

Asimismo  no podemos dejar de lado  los beneficios tanto sanitarios como científicos y sociales que tiene la  incorporación de la perspectiva de género en las investigaciones en salud,  al significar  una considerable mejora en el rigor del propio conocimiento científico y una mejora de la  salud de la población en general y en concreto de la femenina.

 

Los recortes en materia sanitaria por parte del Gobierno de la Nación así como el Plan Privatizador de la sanidad pública madrileña llevado a cabo por  la Comunidad de Madrid, están significando una clara  regresión en el derecho a

la salud de toda la población, incidiendo negativamente  en el acceso y la calidad de la atención,     afectando específicamente  a la población femenina, como en el caso de las pruebas ginecológicas, mamografías, etc.

 

Hoy, en el Día de Acción de la Salud de las Mujeres, desde el PSM volvemos a reiterar nuestro más firme compromiso con el Derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidad y la defensa de la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 

Por ello,  frente a la amenaza de  los recortes en los derechos a las mujeres que pretende hacer el gobierno conservador del PP mediante la modificación de la actual Ley, las mujeres y hombres socialistas y progresistas manifestamos nuestra más absoluta defensa de la legislación vigente y el rechazo a cualquier modificación que limite el derecho a la capacidad de decidir de las mujeres.

 

Porque de la misma manera que nadie debería obligar a una mujer a interrumpir su embarazo, nadie debería tener la potestad de obligar a una mujer a ser madre en contra de su voluntad. Porque la capacidad de decidir le corresponde a la mujer. Es su derecho, porque es su salud y su vida.

Porque no podemos  regresar al pasado y  porque no podemos permitir que nuestras jóvenes regresen al “circuito clandestino” con verdadero peligro para sus vidas, es por lo que defendemos la actual legislación aprobada  por un Gobierno socialista con el respaldo de una amplia mayoría parlamentaria y un gran consenso social además de político.

 

En materia de salud y derechos sexuales y reproductivos, es  preciso recordar que un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud alerta que el número de abortos en condiciones inseguras aumenta en aquellos países donde la práctica es ilegal.

 

No podemos olvidar que un aspecto fundamental de la salud de las mujeres guarda relación con las políticas y medidas dirigidas a los cuidados.   Los recortes y  las modificaciones de la Ley de Promoción de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia afectan directamente a la salud de las mujeres, especialmente a la salud de las mujeres mayores y mujeres con discapacidad, sobre todo cuando nos referimos a sectores de mujeres en situación de vulnerabilidad y grave riesgo social.

 

Garantizar la protección social y el derecho a la salud de las mujeres independientemente de su situación social, origen, edad, condición sexual, situación familiar, es una responsabilidad que obliga a los gobiernos, por ello desde el PSM exigimos al Gobierno de la Nación y al Gobierno de la Comunidad de Madrid:

Establecer la perspectiva de género en todas las políticas sanitarias y de promoción de la salud.

 

Establecer la perspectiva de género en todos los programas y planes formativos de las diferentes carreras relacionadas con la medicina y la salud, teniendo en cuenta las distintas necesidades de los diferentes colectivos de mujeres (discapacidad, condición sexual, edad, etc).

 

Adoptar  y aplicar en el ámbito de la Comunidad de Madrid,  los objetivos y las recomendaciones  del Programa de Acción de  la Conferencia Internacional sobre la Población y Desarrollo celebrada en EL Cairo y su posterior Revisión, especialmente en materia de salud de las mujeres.

 

Garantizar el desarrollo y la aplicación en el ámbito de la Comunidad de Madrid de la vigente Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 

Establecer los recursos suficientes para garantizar el acceso de las mujeres a los métodos anticonceptivos, integrando la anticoncepción de emergencia en la cartera básica de prestaciones así como garantizar su dispensación.

 

Garantizar la prevención y el acceso a los tratamientos de VIH-SIDA desde la visión de los derechos humanos, teniendo en cuenta la perspectiva de género en todos los ámbitos y  en especial programas dirigidos  a las mujeres  en el campo de la prevención.

 

Desarrollo  de campañas específicas de información y  educación para la salud y hábitos saludables, teniendo en cuenta los diferentes colectivos de mujeres entre los que destacamos, mujeres jóvenes, mayores, gitanas, discapacitadas,  inmigrantes, lesbianas, transexuales, etc.

 

Establecimiento de los correspondientes protocolos de atención para las diferentes necesidades específicas de los distintos colectivos de mujeres en concreto para las mujeres lesbianas y transexuales en todo lo relativo a derechos y salud sexual.

 

Desarrollo de  la Estrategia Española sobre Discapacidad 2012-2020 y su adecuación en el ámbito de la Comunidad de Madrid, específicamente en lo relativo a la salud de las mujeres con discapacidad y en concreto la aplicación del enfoque de género en las políticas sociosanitarias, que permita tomar en consideración las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad, así como establecer medidas en el ámbito sanitario dirigidas a detectar violencia o malos tratos hacia mujeres con alguna discapacidad.

 

Por último y en defensa de la salud y la vida de las mujeres, manifestamos nuestro  más firme apoyo a la decisión de Beatriz, mujer salvadoreña de 22 años que debe interrumpir su embarazo en defensa de su propia vida y a la que la legislación restrictiva de su país, impide que lo pueda llevar a cabo legalmente.

 

Por ello, el PSM junto a varias organizaciones de mujeres, solicitamos al Gobierno de El Salvador que remueva los obstáculos necesarios para que las instituciones de salud y justicia de su país garanticen la vida de Beatriz desde una concepción de derechos humanos y derecho a la vida de las ya nacidas.