Igualdad, sólo igualdad

Texto de nuestro compañero Antonio Sánchez-Marín Enciso, Secretario de Cultura Psoe El Molar:

Frances de Carreras: (Barcelona, 1943) es un jurista y articulista español. Su padre fue Presidente del Barca.

Es Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona, que abandonó el PSUC por su deriva nacionalista (“Desvío de una nave de su verdadero rumbo por causas no controlables”)   ……, y que hoy en el País da en la clave de muchas cosas que pasan, y que le motivaron a cambiar su filiación política, pues la izquierda, él igual que pienso yo, y creo la mayoría de los que nos sentimos progresistas, incluso republicanos, (los monárquicos tienen sus dificultades para pensar lo mismo, pues la Monarquía se basa en la superioridad de unos sobre otros, clases sociales), en que su único objetivo es la justicia social MUNDIAL, la igualdad entre todos los ciudadanos, la eliminación de barreras, el internacionalismo, el trabajo, la felicidad de los ciudadanos, en suma….Y como resumen de todo lo que escribe expongo el principio y el fin:

Jean-Christophe Cambadélis, primer secretario del Partido Socialista francés, en declaraciones el pasado lunes en EL PAÍS, hizo un breve y penetrante análisis de la actual crisis de la izquierda europea. “Todas las izquierdas europeas —decía Cambadélis— hemos perdido el debate cultural. La igualdad era antes el punto central del debate… Ahora ha pasado a primer término el concepto de identidad: la de mi pueblo, mi región, mi país… frente a Europa, la mundialización, la nación… Cataluña o el País Vasco, por ejemplo. La gran dificultad es volver a centrarnos en el tema de la igualdad. Y eso, cuando las circunstancias hacen imposible la redistribución-

Las declaraciones de Cambadélis aciertan en el diagnóstico, pero no dan soluciones. Éstas no pueden basarse en los viejos esquemas del pasado, socialdemócratas o comunistas, ni adoptar las soluciones de los conservadores o enloquecer con el irracionalismo postmoderno, menos aún con la demagogia y el populismo. Igualdad, sólo igualdad, no identidad, es el emblema de la izquierda