Comité Regional

COMITÉPor los problemas en el servidor donde se encuentra alojada la web, no habíamos podido subir ninguna noticia respecto del Comité Regional del pasado domingo, nuestra compañera y Secretaria General , Soraya Valcárcel fue representando a la Agrupación Socialista de El Molar. Os adjuntamos un resumen que está disponible en la web del PSM:

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, ha destacado hoy, en la reunión del Comité regional, que en breve se presenta una buena oportunidad para que los socialistas defiendan su proyecto político y para frenar el deterioro del bienestar y de las libertades en nuestro país respecto a los estándares establecidos por los socialistas: las elecciones europeas, que la izquierda necesita ganar. “Los cascotes del Estado del Bienestar no nos van a hacer la campaña, los recortes de derechos y libertades, las políticas de austeridad, el aumento de las desigualdades sociales y de la pobreza, no nos darán automáticamente la victoria (…) La victoria exige algo más: alternativas creíbles, una esperanza razonada y razonable de que otras políticas son posibles, y de que estamos dispuestos a llevarlas a cabo”, afirmó Gómez.

En la campaña electoral europea, advirtió, la derecha no hablará de los jóvenes que no pueden pagarse los estudios, ni de los mayores a los que se les recorta la pensión, ni de que hoy en España encontrar un trabajo ya no significa salir de la pobreza ni de la privatización de la sanidad en Madrid… “Temas que están en su agenda… Pero esta vez –añadió- en lugar de Gibraltar, la derecha nos hablará de Cataluña”.

Tomás Gómez apuntó que los socialistas tienen la obligación de contribuir al entendimiento de todos los españoles, a la solidaridad de todas las personas y de todos los territorios que constituyen un país grande y diverso como el nuestro. Pero también tienen que “defender las pensiones y los hospitales de la codicia del capital financiero, o la libertad de las mujeres ante la intromisión de algunos talibanes castizos que se han quitado la máscara”.

Asimismo, se refirió a la siguiente cita electoral, las autonómicas y municipales y resaltó que los socialistas madrileños están cerca de conseguir el objetivo de servir a la sociedad madrileña y a España desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, trabajando cada día más para merecerlo, con esfuerzo y con pasión. “Hay que ser muy firme, estar muy determinado, ignorar el cansancio y el desánimo, para insistir una y otra vez en nuestra causa”, reclamó tras subrayar: “Juntos, unidos, podemos. Unidos somos invencibles”.

Las conquistas sociales tienen un precio muy alto, pero son las únicas que logran algo valioso y duradero

Tomás Gómez, en su intervención en el Comité, se refirió al informe de la ONG Oxfam titulado “Gobernar para las élites”, que afirma que la mitad de la riqueza del planeta está en manos del 1% de la población, y a raíz de ahí defendió los derechos y las libertades públicas que están minando los gobiernos del PP.

Así, señaló que en 135 años los socialistas han tenido tiempo de aprender que cualquier conquista social tiene un precio muy alto, y que ninguna es para siempre, y recordó que uno de los fundadores, Jaime Vera, luchó toda su vida por establecer un seguro obligatorio de salud y murió sin verlo, pero unos años después, otros que le siguieron hicieron posible aquel sueño.

“No fue fácil, ni breve, la lucha por establecer un sistema público de salud. Y, como estamos viendo, no es una conquista irreversible”, apuntó señalando que  dar la batalla es algo que distingue a los socialistas: “apreciamos el valor de salir a la calle un día, reconocemos el mérito de ocupar una plaza dos semanas, pero sabemos que las verdaderas conquistas, las que cambian la vida y la historia, cuestan mucho más. Son peleas más largas y solitarias, menos brillantes, que dejan cicatrices más feas y profundas. Pero son las únicas que logran algo valioso y duradero”.

Contra la privatización sanitaria, “luchamos contra el PP y contra el tiempo. Necesitamos ganar tiempo, mientras llega el tiempo de ganarle al PP”

Caminando junto a los profesionales sanitarios y al lado de los ciudadanos en la Marea Blanca, así llevan meses los socialistas madrileños empeñados en una de esas peleas, contra la privatización de la sanidad pública, subrayó Gómez: “Luchamos contra el PP y contra el tiempo, porque necesitamos ganar tiempo, mientras llega el tiempo de ganarle al PP”.

En este sentido recordó las primeras movilizaciones de hace un año y destacó lo que costó que vieran que los socialistas estaban siempre, con lluvia o con sol, dando consistencia y volumen a ese ejército que se ha levantado contra la privatización de la sanidad madrileña: “poco a poco, trabajando en todos los frentes, los socialistas hemos ido disolviendo recelos y ganando confianza”.

En la calle, en las instituciones y también acudiendo a la justicia, Tomás Gómez indicó que los socialistas han pedido al Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid, que pare y no siga con su plan de privatización: “es nuestro deber intentarlo por todos los medios legítimos, y eso es lo que hemos hecho, cumplir con nuestro deber”.

Compromiso con la limpieza de las instituciones de la democracia en España

En este sentido, explicó que, para que el sistema funcione, es fundamental que instituciones como la Justicia no estén al servicio del gobierno de turno y agregó que el sentido de acudir a la instancia judicial no es otro que impedir que una mayoría coyuntural tome unilateralmente decisiones, algunas contraviniendo las leyes, que nos condicionen a todos para siempre o por mucho tiempo.

Hay una lección que los socialistas han aprendido para siempre y que no deben olvidar en ninguna situación, social o económica, por desesperada que sea y es que el único camino es el de la democracia: La democracia del voto, de las leyes y las instituciones. “Por eso los socialistas debemos comprometernos de manera insobornable con la limpieza de las instituciones de la democracia en España”.

En este punto, recordó cómo el Gobierno de la Comunidad de Madrid dio indicaciones a un juez, Gerardo Martínez Tristán, recusado, sobre los recursos contra la privatización presentados por asociaciones profesionales, partidos y sindicatos, poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos y del sistema democrático. Y añadió que cuando un juez acepta esas indicaciones, no está en condiciones de ejercer su función.

Gómez, que se mostró firmemente convencido de que hay que preservar la justicia de influencias espurias de otros poderes, reconoció que la democracia tiene defectos y las instituciones fallos, pero que hasta ahora la justicia ha sido el instrumento más eficaz para parar al Gobierno de Ignacio González en su afán de privatizar la sanidad madrileña.

“Los dirigentes de la derecha madrileña han sido absolutamente insensibles a la calle y al Parlamento, pero han tenido que aceptar las resoluciones judiciales”, como  tuvieron que hacer anulando el euro por receta recurrido ante el Constitucional.

Es evidente, dijo, la necesidad de los gobiernos de la derecha de violentar la independencia de los jueces eludir responsabilidades penales por corrupción, o eludir leyes cuando les dificultan llevar a cabo sus políticas, como hizo el Gobierno de la Comunidad de Madrid al pedirle a un juez del TSJM que uniera todos los recursos presentados contra la privatización de la sanidad, una pretensión a la que se opuso el PSOE y que rechazó por abrumadora mayoría el plenario de jueces del plenario del Tribunal.

Vigilantes para preservar el sistema público de salud y la salud de las instituciones

Además de pedir que estar vigilantes para preservar nuestro sistema público de salud y la salud de nuestras instituciones, especialmente las que tienen que ver con la Justicia, hizo una reflexión sobre la importancia de que la prensa (un poder y una libertad), sea independiente y profesional, porque influye en la agenda de la sociedad.

En este sentido, citó algunos ejemplos en los que algunos medios construyeron la imagen de Gallardón como un hombre moderado, que ha resultado ser un talibán contra la libertad de las mujeres; la de Blesa como gestor eficaz, que arruinó una Caja de Ahorros ejemplar; y la de Rajoy como un hombre honesto, del que conocimos que mandaba sms de ánimo a un delincuente. No obstante subrayó que todo esto lo conocemos por la prensa.

Van en serio, liberalismo económico

Asimismo, se refirió a la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2013 publicada esta semana y que refleja que por sexto año consecutivo ha caído globalmente el empleo y, sin embargo, algunos crecen algunos sectores, como el de “seguros y fondos de pensiones”, crece casi un 13% el año pasado.

Es una muestra de que van en serio a por la sanidad pública y el sistema de pensiones y lo van a intentar con todas sus fuerzas y aunque, a veces hacen movimientos táctico de retirada, siempre vuelven a intentarlo, como han hecho con la privatización de la seguridad la seguridad, que intentó gobierno de Aznar, y que ahora es objetivo de Rajoy. Por eso, advirtió, que no pararán hasta garantizar que la salud de la gente no es una mercancía, y que la dignidad de las personas mayores de nuestra sociedad no va a estar a merced de los vaivenes especulativos del mercado.

Rechazo a las consecuencias de las reformas laborales del PP

La obligación de cualquier dirigente político sensato es ayudar a todos los que trabajan para crear riqueza (trabajadores, profesionales y empresarios), pero con límites, algo que han acreditado los socialistas europeos.

Tres reformas laborales desde que el PP llegó al poder, tres vueltas de tuerca a un derecho que nació para proteger a los trabajadores y que ahora se usa contra ellos, como acaba de ocurrir con Coca-Cola, a cuyos trabajadores lanzó un mensaje de apoyo y solidaridad, como a tantos otros afectados por la misma situación. Las consecuencias de esas reformas son, después de dos años de gobierno, que una de cada cuatro personas activas están en paro, hasta alcanzar los seis millones de parados, de los cuales más de la mitad no tienen ninguna protección.

Frente a quienes dicen que PSOE y PP son lo mismo, Tomás Gómez pidió a los socialistas que no callen, sino que ofrezcan datos: hoy los trabajadores protegidos por convenio colectivo son tres millones y medio menos que cuando gobernaban los socialistas.; la remuneración de los directivos es un 7% más alta que en 2011, y los que tienen los sueldos más bajos, reciben un 8% menos que cuando gobernaba el PSOE.

Apuntó que el PP acaba de llevar una reforma al Congreso que reduce de siete a tres días el tiempo con el que tiene que avisar un empresario al trabajador para cambiar su jornada laboral, que afectará a sectores como el de la limpieza. “No son buenos gestores de la economía. Son sólo buenos gestores de sus negocios, cuando sus negocios están ligados a las administraciones públicas”.

Aborto y moral

Además lamentó que la moralidad se reduzca a la moral sexual: “su liberalismo se acaba en las Escuelas de Negocio y en los manuales de Macroeconomía. Del mismo modo que sus valores religiosos se acaban en los aeropuertos de Londres. Luego recuperan sus valores morales al volver, para imponérnoslos a los demás”.

“Es una lástima que toda su moralidad se reduzca a la moral sexual; que se hayan olvidado de que el robo y la codicia también son un pecado en los mandamientos de la Iglesia, que en lugar de legislar contra las mujeres, que no dediquen su atención a los que defraudan a la hacienda pública (…) que no dediquen sus esfuerzos a evitar errores como los que ha cometido la policía con la comisión rogatoria sobre las irregularidades del presidente de la Comunidad de Madrid”.

Fin de 20 años de gobiernos de derechas  en Madrid

Tomás Gómez señaló dos cosas que están pasando en Madrid, que hoy gobierna la Comunidad un hombre sospechoso de blanqueo de capitales, y también que estamos al final de un largo periodo, de 20 años, de mayorías absolutas de la derecha en la región, un final marcado por la incompetencia y la corrupción.

Madrid es la región capital de España y concentra la mayor parte de la administración, tienen sus sedes la mayoría de las principales empresas de España, se da la mayor concentración de museos, teatros y galerías de arte de todo el país, y el mayor número de investigadores y profesores universitarios,.. y a pesar de este potencial, lejos de liderar la crisis el turismo madrileño, nuestro comercio, industria, el principal aeropuerto, y todos los grandes sectores de nuestra economía, están hundidos.

Mientras esto pasa por la mala gestión del PP, mes tras mes, el mundo entero de hace eco del ridículo de las olimpiadas, la tomadura de pelo de Eurovegas, la tragedia del Madrid Arena, la utilización de Caja Madrid como una sucursal del PP hasta arruinar la entidad, la salvaje privatización de la sanidad o la huelga de limpieza.

Tomás Gómez criticó que hayan decidido apretar el acelerador del reparto y el desmantelamiento de lo público: colegios, centros de salud, hospitales, el Canal de Isabel II, Telemadrid, IFEMA, puntos de encuentros familiares… Una voracidad privatizadora de la derecha que ha llevado a los madrileños a tener que dar cada día una nueva batalla sumando esfuerzos, con nuevas fuerzas y que está dando resultados.

Frenar la privatización del Canal de Isabel II, la retirada del euro por receta, detener el proyecto de peajes para las carreteras regionales, mantener uno de los dos helicópteros de urgencias de la Comunidad, evitar el cierre de algunos colegios de nuestros pueblos y, por supuesto, la paralización de la privatización de la sanidad de los madrileños… son algunos de los triunfos conseguidos [ Fuente: PSM ]